Como Enfrentarse a “Los Comentarios”

Mi padre es irlandés y tiene un amplio repertorio de sabios refranes. Sonarán así porque lo son o porque escucharlos en su acento irlandés sureño hace que suenen de manera peculiar. Seguramente será una combinación de ambas cosas.

Mi padre dice muchas veces “a la gente le encanta opinar, no?” refiriéndose al cotilleo. “Pues déjales que opinen,” afirma en tono jocoso.

Pues sí, a la gente le encanta opinar, especialmente sobre lo que hacen y como viven los demás. De hecho, es un deporte internacional. Lo que a mí  me resulta un poco triste es que las opiniones radican en una comparación y la comparación, ya sabemos, es el ladrón de la felicidad. Así se podría decir que las opiniones son su forma más innocua. Otra cosa que a la gente le encanta es hacer comentarios desagradables. ¿Y porque no? ¡Se pueden hacer en cualquier lugar, sobre cualquier cosa! Se puede comentar sobre la manera que tiene una madre de criar a sus niños, sobre la dieta que acaba de empezar Javi, sobre el estado o aspecto del piso nuevo de María o incluso sobre el hecho de que tu amigo Bob no esté alcanzado su potencial en la vida—¡qué triste! ¿No ves? No hay nada fuera de juego. Está claro que una enfermedad crónica también es objeto de crítica.

Continue reading “Como Enfrentarse a “Los Comentarios””

Advertisements